Sunday, Sep 24th

Last update01:54:23 PM GMT

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel
You are here

Acevedo Vilá entre los "32 x Oscar", la libertad de López Rivera

  • PDF

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, junto a otras figuras políticas, deportivas y religiosas se convertirán en presos simbólicos el miércoles 29 de mayo, cuando se cumplen 32 años de la encarcelación de Oscar López Rivera.
“El evento 32 x Oscar pretende llamar la atención sobre la crueldad que representa mantener prisionero a López Rivera, apartado de su tierra y su familia, quien además ha mantenido una conducta ejemplar en prisión, y destacar la deshonra que significa para una nación democrática mantener encarcelado a un ser humano íntegro, que luchó y fue condecorado por su participación en la Guerra de Vietnam y que luego abrazó sus ideales por la patria puertorriqueña”, dijo el doctor Fernando Cabanillas, portavoz de la campaña de derechos humanos 32 x Oscar.

Junto a Acevedo Vilá estarán el pelotero de las Grandes Ligas, Carlos Delgado, el alcalde de Yauco, Abel Nazario y el presidente de la Conferencia de Religiosos de Puerto Rico (CORPUR), el Padre Ángel Darío Carrero, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, Mayra Montero, Jacobo Morales, Juan Dalmau, Norma Burgos, María de Lourdes Santiago, Nicky Quijano, Rafael Trelles, René Monclova, Carmen Nydia Velázquez, Víctor Alicea, Dra. Miriam Ramírez de Ferrer, Reverendo Ángel Luis Rivera Agosto y la exsenadora Velda González, entre otros.

Los presos simbólicos por Oscar se encerrarán, turnándose por períodos no mayor de 45 minutos, desde las 12:01 del miércoles 29 de mayo hasta las 12 de la medianoche de ese día, como parte de la campaña de Derechos Humanos que exige la excarcelación del puertorriqueño.

Las celdas, que recrean con exactitud las dimensiones y el aspecto del módulo donde está encarcelado Oscar, se levantarán en cinco plazas emblemáticas alrededor de Puerto Rico, entre ellas: la Plaza de Armas del Viejo San Juan, Plaza de Colón de Mayagüez, Las Delicias de Ponce, y las plazas públicas de Caguas y Arecibo.

Oscar López Rivera, de 70 años y natural del pueblo de San Sebastián, nunca fue acusado por causar daño o muerte a persona alguna. Se le acusó de conspiración sediciosa, sólo por sus ideales independentistas. Doce de esos 32 años los pasó en solitaria, sin poder tener contacto con su familia.