Monday, Apr 24th

Last update01:54:23 PM GMT

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel
You are here

Por qué nos manifestamos por Oscar frente a Corte Federal

  • PDF

Junto con otros compañeros y compañeras, llegamos a la sede de la Corte Federal en Puerto Rico y cometimos desobediencia civil obstaculizando el paso vehicular en protesta por el abuso que día a día ha vivido, por 32 años, el compañero Oscar López Rivera.

Ahora bien, habrá quienes preguntarán el porqué de dicho acto. ¿Cuáles son las razones para retar el poder simbólico que representa la Corte Federal de los Estados Unidos en Puerto Rico y qué impacto puede tener en la lucha para la liberalización de Oscar?

Si bien es cierto que físicamente Oscar López Rivera es prisionero en los Estados Unidos, no es menos cierto que bajo el sistema judicial estadounidense, la Corte Federal en Puerto Rico constituye parte del aparato represivo que injustamente deniega la libertad al compañero.

Aquí como allá, es el mismo símbolo que encarcela a Oscar, por lo cual es necesario desde Puerto Rico mostrar una firmeza mayor como también una mayor militancia para dejar claro que en la isla nosotros no aceptamos el veredicto. Más aún cuando desde 1999 el propio gobierno estadounidense, a través de Bill Clinton, determinó que la sentencia cumplida por Oscar López Rivera era desproporcional a los actos imputados. Han pasado ya 13 años desde que dicha opinión fuese emitida.

Oscar hace tiempo dejó de ser un prisionero más dentro del aparato carcelero estadounidense; si es que alguna vez lo fue. Dado a la naturaleza del delito -conspiración sediciosa- Oscar nunca llegó a ser un criminal cualquiera; siempre fue y todavía es un prisionero político. A él lo encarcelaron por sus ideas. Es decir, su estancia en una cárcel federal pasa a ser una forma de protesta, de lucha simbólica, de un ideal frente a la represión constante de un aparato represivo. Un ideal que va acorde con lo estipulado en el derecho internacional: el derecho inviolable de los pueblos a su autodeterminación e independencia.

Por 32 años han mantenido a Oscar detrás de las rejas; negándole la libertad. Por 32 años el gobierno estadounidense, bajo diversas formas de tortura y mal trato, a tratado de doblegar a quien desde su estancia dejó de ser un hombre y se convirtió en un hombre-idea. Por 32 años se ha tratado de doblegar a un hombre-idea, quien responde diariamente a la represión y a la injusticia con lectura, educación, poesía, pintura, amor, y libertad. Es un grito sublime de victoria, que los estadounidenses no llegan a aceptar. Y es que pase lo que pase, no se pudo doblegar una idea que bajo cualquier ángulo brilla por la justicia y la razón. Mas sin embargo el gobierno estadounidense continúa empecinado en mantener su veredicto y es por esa razón que nosotros protestamos. El pueblo puertorriqueño no tolera el atropello de sus ideas. No se hace justicia manteniendo a Oscar detrás de las rejas, solo se hace crimen.

Ante la injusticia solo podemos responder con indignación. 32 años es suficiente. Libertad para Oscar Ya!